Colocación de Prótesis de Cadera

La articulación de la cadera es una articulación con mucha movilidad del tipo cavidad hemisférica (acetábulo de la pelvis) y bola (cabeza del fémur).

Las superficies del acetábulo y de la cabeza del fémur están recubiertas de un tejido especial llamado cartílago y lubrificadas por un líquido sinovial. Cuando la articulación está sana, el cartílago está totalmente liso y los movimientos se realizan sin ningún tipo de dolor ni de limitación. Cuando la superficie del cartílago articular se deforma y se desgasta produciéndose rugosidades que dan lugar al dolor y a la limitación de los movimientos. Existen diversas causas que pueden dar lugar a las distintas enfermedades de la articulación de la cadera. La más frecuente es de tipo degenerativo, y recibe el nombre de artrosis. Otras causas pueden ser la artritis reumatoide, las deformidades congénitas o los traumatismos (fracturas).

Los síntomas son dolor al caminar, limitación de la movilidad de la cadera y disminución progresiva de la distancia que puede recorrer sin sentir dolor… hasta que finalmente el dolor termina por no desaparecer, incluso durante el reposo. Al principio de los síntomas, el tratamiento con medicamentos analgésicos o antiinflamatorios, la fisioterapia, o el uso de un bastón pueden solucionar el problema. Sin embargo, con el paso del tiempo estas medidas ya no alivian el dolor y la incapacidad se hace cada vez mayor. En ese momento, su médico puede plantearle la posibilidad de una operación para colocarle una prótesis total de cadera.

La cadera es una articulación de mucha movilidad y de gran uso, que garantiza el movimiento de la extremidad inferior.
Cuando una afección provoca un mal funcionamiento de la cadera, el mejor tratamiento consiste en reemplazar la articulación destruida por una prótesis.

La prótesis total de cadera está formada por implantes artificiales que sustituyen las dos partes de la articulación natural enferma. Consiste en un cotilo, para la cavidad hemisférica acetabular, y un vástago, al que se conecta una cabeza esférica que se introduce en el fémur. El diseño de estos implantes reproduce fielmente la forma de la cadera humana, de tal forma que la cabeza del vástago femoral se articula con el cotilo de la pelvis para que funcionen como una articulación normal.
 

Haga click en la imagen para ampliar
Comparte este contenido!
Síguenos en las redes sociales