Criptorquidea

Los testículos en el feto aparecen desde muy temprano en su desarrollo. Aunque originalmente se encuentren en la cavidad abdominal, gradualmente descienden y llegan al escroto en las últimas fases del embarazo, en respuesta a las hormonas producidas por el mismo bebe. En los recién nacidos, usualmente ya deben palparse ambos testículos, aunque en algunos casos podemos encontrarnos con algun testículo no descendido y presente aun en la cavidad abdominal. Es a esto a lo que se denomina "Criporquidea", y se trata muchas veces de un defecto en el desarrollo, que de no ser corregido podría derivar en infertilidad o malignización.
Esta condición patológica se encuentra presente en 3% de todo recién nacido y hasta 21% de los recién nacidos prematuros. Afortunadamente, hasta tres cuartas partes de éstos testículos descenderán espontáneamente durante los primeros 3 meses de vida. Se ha visto que después de éstos 3 meses ya no va a presentarse un descenso espontáneo, por lo que 0.8% de todos los niños requerirán eventualmente de algún tratamiento. Es muy importante no confundir un testículo no descendido de un testículo "retráctil". A partir de los 6 meses de edad, los niños tienen un reflejo que tracciona al testículo para protegerlo del frío o cuando tiene miedo. Estos testículos se encuentran en el escroto casi todo el tiempo, y no requieren de tratamiento.


 

Haga click en la imagen para ampliar
Comparte este contenido!
Síguenos en las redes sociales