Hernioplastias

Una hernia es un bulto que se produce por la protrusión de contenido abdominal (asas intestinales en su mayoría) a través de defectos musculares de la pared abdominal. Las hernias pueden presentarse en la ingle, en el abdomen y en el diafragma.

En los niños, las hernias más comunes son las hernias inguinales, que se presentan en la región genital, y las hernias umbilicales, que se encuentran alrededor del ombligo. Es más común que las hernias se descubran en los bebés, aunque es posible que un niño de cualquier edad las tenga. Durante la gestación, los testículos de un varón se desarrollan dentro de su abdomen, y luego, poco antes del nacimiento, bajan a través de un conducto parecido a un túnel, que está entre la ingle y el abdomen (llamado conducto inguinal) y descienden hacia el saco escrotal. En las niñas, de igual manera, pero con trayecto mas corto, los ovarios descienden a través del conducto inguinal hacia la pelvis. En ese momento, el canal que va a través de la pared abdominal debería cerrarse.En alrededor del 5 por ciento de los bebés (en su mayoría varones, y en especial si son prematuros), la abertura queda tan grande como para permitir que una parte del intestino entre en ella.
Las hernias inguinales no mejoran por sí solas, deben ser resueltas por vía quirúrgica, mientras que las umbilicales cierran en un gran porcentaje por si solas a lo largo de los primeros 3 a 4 años de edad. 

Haga click en la imagen para ampliar
Comparte este contenido!
Síguenos en las redes sociales