Tips antes de la cirugía

La cirugía de mamas o de busto femenino es algo muy común en la actualidad, y cada día son mas las mujeres que se someten a este tipo de procedimiento. Pero… ¿conoces los riesgos de esta decisión?

La FDA ha aprobado el uso de los implantes de gel de silicón para aumentar el tamaño de los senos en las mujeres, para la reconstrucción de los senos después de cirugías oncológicas mamarias, y para corregir los defectos del desarrollo de la glándula. Los implantes mamarios también están aprobados para corregir o mejorar el resultado de una cirugía anterior.
Diversos estudios han reportado que la mayoría de las pacientes con aumento y reconstrucción de senos están satisfechas con el resultado de la cirugía.

La FDA ha aprobado dos tipos de implantes mamarios para su venta en los Estados Unidos: Rellenos con solución salina (líquido), y rellenas con gel de silicona. Ambos tienen una cubierta exterior de silicona y varían en su tamaño, el grosor y la forma de la cubierta.

Riesgos
Los implantes de silicona que se venden en los Estados Unidos están hechos con silicona de grado medicinal. Estos implantes son sometidos a pruebas muy minuciosas para establecer una garantía razonable de seguridad y eficacia. Sin embargo, existen riesgos asociados con todos los implantes mamarios, que incluyen:
  • Requerimiento de cirugías adicionales para recambios (sugeridos al menos cada 10 a 15 años)
  • Contractura capsular—tejido cicatricial que comprime al implante.
  • Mastalgia o dolor mamario.
  • Ruptura (desgarros o perforaciones en la cubierta) con deflación de implantes rellenos de solución salina o rupturas silentes en caso de los rellenos de gel de silicona. En ocasiones, y deendiendo del tiempo del implante, el gel de silicona puede escurrirse y generar inflamación dolorosa.
  • Estriación de la piel de las mamas por distensión.

Capsulectomía total
Haga click en la imagen para ampliar
Comparte este contenido!
Síguenos en las redes sociales