Cirugía reconstructiva postbariátrica

Numerosos pacientes víctimas de la obesidad mórbida, deciden someterse día a día a la cirugía bariátrica, buscando la disminución drástica de la masa corporal y esquivando los métodos no quirúrgicos.
La cirugía plástica reconstructiva se ha convertido en una herramienta para moldear la figura de los pacientes postbariátricos que han logrado superar la obesidad.
Este tipo de intervención tiene una duración máxima de hasta 5 horas, permitiendo en un primer tiempo quirúrgico corregir brazos y mamas, posteriormente en un segundo proceso lifting de muslos y abdomen para finalmente proceder con cara y papada dependiendo del estado de salud del paciente. Estas cirugías no pueden realizarse en simultáneo, pues deben separarse en grupos de acuerdo a los puntos de apoyo corporal para evitar que se abran las heridas, complicación en extremo frecuente con estos pacientes. Es así, como debe estructurarse en la evaluación un plan de trabajo con la correcta secuencia de las cirugías a realizar.

Quienes se someten a este procedimiento, generalmente deben tomar la decisión entre perder la mayor cantidad de piel o los resultados posteriores de la reconstrucción, como las cicatrices.
Los candidatos para este tipo de cirugía son aquellos pacientes que han estabilizado su peso con excesos de piel, preferiblemente jóvenes y sanos. Aquellas personas que todavía se encuentren en fase de pérdida de masa corporal, deberán posponer su intervención.
Tras someterse a esta cirugía, los pacientes regresarán a sus actividades diarias en dos o tres semanas, dependiendo de la extensión del procedimiento.

Haga click en la imagen para ampliar
Comparte este contenido!
Síguenos en las redes sociales