¿Amantar con prótesis en los senos? ¿se puede?

 Alrededor de la lactancia materna hay muchos mitos; sin embargo, el que más incertidumbre causa en las mujeres es el hecho de poder amantar luego de una operación de implantes mamarios, y, si de ser posible, qué consecuencias puede tener tanto en la madre como en el bebé.

La respuesta para esta interrogante es: ¡Sí se puede!. La mamoplastia no afecta en lo absoluto la lactancia, el mecanismo de producción de leche y tampoco el contenido de la misma, ya que el implante no toca la glándula mamaria.

El parto normal es la vía natural que estimula la producción láctea en la mujer, mientras que la cesárea no genera los estímulos hormonales necesarios para inducir la producción láctea post nacimiento. En conclusión, una mujer con implantes mamarios y que desarrolla un parto natural, logrará amamantar sin problemas, mientras que otra mujer sin implantes y con nacimiento vía cesárea, le costará mucho más amamantar.

Durante el embarazo la mayoría de las mujeres aumentan el tamaño de su busto y peso, lo que puede provocar que a pesar de tener prótesis, tus senos puedan verse un poco caídos, ya que aumentan de volumen por la producción y acumulación láctea, lo que distiende la piel, dañando sus fibras elásticas.

¿Cantidad y calidad?

La cantidad y la calidad de la leche con la que se amamantará tu bebé tampoco se verá afectada, ya que es un proceso hormonal y se comportará de acuerdo al tamaño natural del seno de la mujer, lo que se traduce en que el implante no controla la producción de la misma.

En cuanto a las molestias o la posibilidad de que pueda causar más dolor en comparación con las mujeres con senos naturales, todo dependerá de factores normales de esta práctica natural, como el cuidado para no sufrir irritación del pezón, dermatitis o mastitis, las cuales se pueden presentar con cirugía mamaria o sin ella.

Es importante que recuerde que la lactancia materna, además de alimentar a su bebé, también te permite crear una relación y vínculos con este nuevo ser; por lo que el éxito no se medirá únicamente en la cantidad de leche que produces, sino en el amor con lo que lo realices.

Haga click en la imagen para ampliar
Comparte este contenido!
Síguenos en las redes sociales