Las estrías y el embarazo

Las estrías son cicatrices producto de la disrupción de la integridad de la piel, que aparecen con mayor frecuencia en el abdomen bajo cuando la piel del abdomen se expande por el crecimiento acelerado del mismo, producto del crecimiento del útero para alojar al bebé. A algunas mujeres también les salen estrías en las nalgas, los muslos, la cadera y los pechos. Existen factores genéticos asociados, así como factores externos.

La aparición de estrías también puede depender de la rapidez con la que tu abdomen se expanda durante tu embarazo. La piel es elástica, pero el aumento de volumen durante el embarazo algunas veces es desproporcionado, por lo que inevitablemente podrán aparecer.
Las estrías no se curan, no pueden ser eliminadas luego de que aparecen, por lo que es mejor prevenir su aparición:
  • Control de peso durante el embarazo: Un aumento de peso repentino, y la pérdida de peso después del parto propicia la aparición de estrías, lesiones irreparables en la piel.
  • Mantener la piel hidratada: Es importante beber muchas agua, aumentar el consumo de alimentos ricos en vitaminas y nutrientes, así como aplicar cremas anti-estrías hidratantes desde el primer trimestre de gestación. Es importante consultar siempre con su médico acerca de cuales cremas puede utilizar.
  • Alimentación para prevenir las estrías. Debe ingerirse alimentos ricos en proteínas y vitaminas. Una alimentación variada, balanceada, baja en comidas de bajo indice nutricional (comidas chatarra) es lo mas conveniente. Disminuir la ingesta de azucares refinados y aumentar la ingesta de frutas.
  • Cremas anti-estrías: Utiliza una crema que hidrate, revitalice y restaure la piel.

Haga click en la imagen para ampliar
Comparte este contenido!
Síguenos en las redes sociales