10 consejos para un desayuno saludable

El desayuno es una de las comidas más importantes del día y es altamente recomendado por todos los profesionales, nutricionistas y médicos; Puesto que la persona obtiene energías y vitaminas que le servirán para todo el resto del día. Además, el desayuno es la primera ingesta que realiza la persona luego de haber estado un número de horas en reposo al dormir por lo cual podemos resumir algunos consejos a tener en cuenta. ¡Toma nota!:

1) Se considera un desayuno completo aquel que aporta a nuestro organismo entre el 20% y 25% de la energía total que necesitamos a diario.

2) Es fundamental tomar el desayuno para empezar el día con buen ánimo, vitalidad y sentido del humor.

3) Todo desayuno debe contener: hidratos de carbono, proteínas, grasas, vitaminas, minerales y fibra.

4) Los alimentos indispensables para una desayuno completo son: lácteos, aceites de oliva, pan, cereales, zumos de frutas, fruta y frutos secos. Cada grupo de alimentos nos aporta distintos nutrientes y cuenta con distintas propiedades:
  • Los cereales y el pan proporcionan los hidratos de carbono (que aportan energía al cerebro y músculos), así como vitaminas, minerales y fibra.
  • Los lácteos, contienen proteínas, vitaminas A, B y D, así como calcio.
  • Los zumos y las frutas, aportan igualmente hidratos, así como vitaminas y minerales.
  • Los frutos secos, son una fuente importante de proteínas, fibra, calcio y magnesio.
  • El aceite de oliva virgen extra (tomado con moderación) tiene poder antioxidante y es protector frente a las patologías cardiovasculares.

5) Desayunar es importante siempre, pero lo es más durante la infancia, la adolescencia, el embarazado y la lactancia.

6) Un buen desayuno es el empuje energético que permite a nuestro cuerpo su puesta en marcha y desarrollar su actividad durante la mañana, aumentando nuestro rendimiento físico e intelectual, y facilitando la concentración y la memoria.

7) La primera comida del día ayuda a regular el apetito y la sensación de hambre a lo largo del día, evitando la ansiedad que nos lleva a comer en exceso a la hora de la comida.

8) Desayunar bien permite una correcta distribución de las calorías a lo largo del día, ayudando a mantener un peso adecuado y mejorando la calidad de la alimentación.

9) Está comprobado que aquellos que desayunan apropiadamente tienen menos riesgo de padecer obesidad.

10) El desayuno es clave en la dieta mediterránea, uno de los modelos nutricionales más saludables de cuantos existen a nivel mundial. No por casualidad, la UNESCO la reconoció en noviembre de 2010 como ‘Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad’.


Póngase en buenas manos... ¡¡Unidad e Control de Peso!!

Haga click en la imagen para ampliar
Comparte este contenido!
Síguenos en las redes sociales