Régimen inapropiado de pérdida de peso

Las siguientes son solo algunas de las posibles consecuencias de un régimen inapropiado de pérdida de peso:
a. Origina situaciones de desnutrición o déficit de vitaminas y minerales.
b. Aumenta el riesgo cardiovascular.
c. Favorece el desarrollo de trastornos de la conducta alimentaria, de enorme gravedad y peor pronóstico que la propia obesidad.
d. Transmite conceptos erróneos sobre la obesidad y su tratamiento.
e. Fomenta el sentimiento de frustración afectando negativamente el estado psicológico.
f. Induce cambios en el metabolismo energético que desencadenan estados de “resistencia” a la pérdida de peso con la realización de sucesivas dietas (efecto rebote o efecto “yo-yo”)

Cualquier régimen o "dieta" que limite de forma importante la ingesta de carbohidratos y no incremente la ingesta proteica se acompañará de degradación muscular, disminuyendo el tono metabólico basal (enlenteciendo el metabolismo) y estimulando el ahorro energético corporal. 

Si adicionalmente no incrementamos la actividad física ni fortalecemos la musculatura, pues el desastroso resultado será el siguiente:
☑️ Perdida de peso acelerada y en corto tiempo producto de la degradación muscular;
☑️ Enlentecimiento y cambios en el metabolismo corporal (modo ahorro);
☑️ Déficit nutricional;
☑️ Ansiedad;

De esta manera, las dietas que nos permiten perder peso de forma rápida nos producirán a la larga un estado de depresión y fatiga que nos hace imposible continuarla. Posteriormente nos sentiremos mal y la ansiedad que esto produce aumenta la compulsión, es decir la ingesta de cantidades exageradas de comida (especialmente la restringida previamente), y cuya ingesta se acumula dramáticamente en forma de grasa pues la dieta favoreció un modo metabólico de ahorro.

Quieres perder peso?
Hazlo bien... Consúltanos!!
 

Haga click en la imagen para ampliar
Comparte este contenido!
Síguenos en las redes sociales